https://revistas.unimilitar.edu.co/index.php/reds/issue/feed Revista Educación y Desarrollo Social 2018-02-12T04:37:19-05:00 Fabio Alberto Garzon Diaz revista.educacion@unimilitar.edu.co Open Journal Systems <p><strong><a href="http://dx.doi.org/10.18359/issn.2011-5318" target="_blank" rel="noopener">https://doi.org/10.18359/issn.2011-5318</a></strong></p> <p class="p1"><span class="s1">La <em>Revista Educación y Desarrollo Social </em>es una publicación científica arbitrada de acceso abierto que tiene el propósito de ser un canal de difusión del conocimiento en las Ciencias sociales, a nivel general, con un enfoque particular en la educación. Sus temáticas son: epistemología, gestión y políticas educativas, didácticas; sociología de la educación; y en el desarrollo social, la promoción de la equidad y reducción de la pobreza, gobernabilidad, desarrollo sostenible y medio ambiente, economía social y cooperativa, educación y cultura, género, familia e infancia.</span></p> <p class="p1"><span class="s1">La revista publica artículos inéditos que responden a criterios de relevancia; originalidad y pertinencia temática; escritos en español; inglés y portugués. Está dirigida a profesores; investigadores; estudiantes; y a organizaciones involucradas en la investigación o aplicación del conocimiento. La frecuencia de publicación es semestral: el primer número se publica en el periodo enero-junio; y el segundo en el periodo julio-diciembre; en el formato electrónico.</span></p> https://revistas.unimilitar.edu.co/index.php/reds/article/view/3249 ¿Educación para la paz? 2018-02-05T20:07:24-05:00 Fabio Alberto Garzón Díaz revista.educacion@unimilitar.edu.co <p>El pasado 26 de septiembre de 2016, en el Patio de Banderas del Centro de Convenciones Julio César Turbay, en Cartagena, se realizó la firma protocolaria del Acuerdo Final de paz entre el Gobierno colombiano y el grupo guerrillero de las FARC. Este acto representó para los colombianos que nacimos después de 1964 (fecha de inicio de esta guerrilla) una luz de esperanza para estas generaciones que crecimos en pleno conflicto.</p><p>Las generaciones que crecimos con el horror del crudo y sanguinario derrame de sangre de nuestros compatriotas fuimos las que por más de 50 años contemplamos el sufrimiento de madres viudas y de hijos huérfanos que no se explicaban ¡por qué les había tocado a ellos! Somos unas generaciones que crecimos con la demencia y esquizofrenia de la guerra.</p><p>Ahora bien, no creo que exista algún ser racional que argumente que el cese de la guerra con las FARC sea una batalla perdida o una pérdida de la nuestra democracia. Para mí, como académico, fue la total victoria de la racionalidad dialógica versus la racionalidad instrumental, en palabras de Habermas. Con esto no quiero decir que todos los problemas se hayan resuelto y que el acuerdo sea perfecto, pero es una luz al final del túnel.</p><p>Hoy estamos hablando de postconflico y de educación para la paz, y desde la editorial de la revista nos preguntamos: ¿qué significa una educación que promueva la paz? Se entiende por educación para la paz el proceso de adquisición de los valores y conocimientos, así como las actitudes, habilidades y comportamientos necesarios para conseguir la paz, entendida como vivir en armonía con uno mismo, los demás y el medio ambiente (Smith-Page, 2008).</p><p>Sin embargo, este concepto no es nuevo. Ya la tradición griega se hacía las mismas preguntas: ¿para qué se ha de educar? ¿Por qué se tiene que educar? ¿Cómo se ha de educar? ¿A quién corresponde educar?</p><p>Para Aristóteles (2014) educar es enseñar a vivir, pero no vivir de cualquier manera; educar para la vida es educar para ser feliz (I 13, 1102a26-3a10). El acento fuerte de Aristóteles es el concepto de <em>felicidad</em> (<em>Eudaimonia</em>): felicidad no es placer, riquezas, poder o el reconocimiento social, etc. La felicidad consistirá en un modo de vida adecuado al ser humano, en un modo de vivir digno y satisfactorio. Para Aristóteles (2006) lo que caracteriza al ser humano es la inteligencia y la razón; por lo tanto, su forma de vivir específicamente humana consistirá en vivir racionalmente. Esto último quiere decir cultivar el conocimiento, ejercitar la actividad intelectual, así como acomodar los deseos y las pasiones a los dictados de la razón (VII 15, 1334b15 ss.).  ¿Hay algo más racional que la convivencia en paz y armonía?</p><p>Presupuestos para una educación para la paz:</p><p>1. Educar para la colaboración: el hombre está hecho para vivir en sociedad. La persona lleva en sí la necesidad de vivir en la dependencia, en la relación y en la mutua colaboración.</p><p>2.  Educación en los derechos humanos: “La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz” (Declaración Universal de Derechos Humanos, 1948 Art. 26.2.).</p><p>3.  Educación en la libertad: “Todos los seres humanos deben estar en condiciones, gracias a la educación recibida en la juventud, de dotarse de 45 un pensamiento autónomo y crítico y de elaborar un juicio propio, para determinar por sí mismos qué deben hacer en las diversas circunstancias de la vida […] Más que nunca, la función esencial de la educación es conferir a todos los seres humanos la libertad de pensamiento, de juicio, de sentimientos y de imaginación que necesitan para que sus talentos alcancen la plenitud y seguir siendo artífices, en la medida de lo posible, de su destino” (Unesco, 1996, p. 12).</p><p>4. Educación para la convivencia y la resolución de conflictos: la convivencia se enseña, se aprende, se va construyendo. El Informe de la Comisión Internacional de la Unesco sobre la educación del siglo XXI señala como una de los pilares básicos de la educación el aprender a convivir: “La educación a lo largo de la vida se basa en cuatro pilares: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir juntos y aprender a ser(...) Aprender a vivir juntos desarrollando la comprensión del otro y la percepción de las formas de interdependencia (realizar proyectos comunes y prepararse para tratar los conflictos) respetando los valores de pluralismo, comprensión mutua y paz” (Cf. Garzón (2017), pp. 12 y ss).</p><p>5. Educación en la tolerancia y el diálogo: las actitudes para una convivencia que intenta evitar la discriminación de las personas y de los grupos: • el PLURALISMO, que valora con la misma importancia la igualdad y la diversidad de los seres humanos; • la TOLERANICA de todo aquello que contradice nuestras ideas y valores; • el DIÁLOGO, como instrumento esencial en la resolución de los problemas sociales: El reconocimiento de la dignidad de la persona y de sus derechos fundamentales es el pilar básico de la convivencia humana y supone el principio de no discriminación y las actitudes de respeto, justicia y tolerancia (Declaración Universal de los Derechos Humanos, 1948. arts. 26 y ss).</p><p>Debemos aprender a dialogar: “A dialogar también se aprende. No nacemos enseñados para casi nada. Tenemos que aprender obligatoriamente, si queremos seguir existiendo, las posibles respuestas a los diferentes estímulos. Por ello, en los humanos, los errores son más frecuentes que los aciertos, y decimos que aprendemos de aquéllos. Dialogar no es simplemente hablar. La presencia del otro, como interlocutor, establece unas condiciones que hay que respetar y, por tanto, aprender. Para que se produzca el diálogo, en tanto que comunicación interpersonal, se deben cumplir determinados requisitos. Es decir, se deben aprender unas actitudes y unas habilidades” (Ortega, Mínguez y Gil, 1996, p. 56).</p><p>6. Educación para la democracia: esta última es, de hecho, una colección de desacuerdos basada en un único acuerdo: el de coexistir pese a todas las diferencias, sin que una mente trate de dominar a otras y sin que una posición trate de eliminar a otra o al poseedor de una mente distinta o de una posición diversa. La democracia es dos cosas: el derecho de cada persona a la igualdad y el igual derecho de ser diferente. Todo esto es posible únicamente si en el centro de nuestras diferentes convicciones religiosas, ideológicas, étnicas e históricas actuamos con tolerancia, y que esta vaya de persona a persona, de sociedad a sociedad, de país a país, de un lugar santo a otro lugar santo. (Simon Peres, ex-primer ministro de Israel)</p><p>7. Educación en la ciudadanía: la educación para una ciudadanía activa comporta educar en valores democráticos, desarrollo moral y desarrollo de la competencia comunicativa —competencia ciudadana por excelencia—, aprendizajes para entender nuestro mundo y la participación en una ciudadanía colaborativa; pero, además, debe propiciar una ciudadanía reflexiva y responsable por saberse y sentirse interpelados por el otro: una ciudadanía ética (Martínez-Martín y Carreño-Rojas, 2014, pp. 153-160).</p><p>8. Educación para la cooperación: “La cooperación entre niños es tan importante como la intervención de los adultos. Desde el punto de vista intelectual, es la más apta para favorecer el verdadero intercambio de ideas y discusión; es decir, todas las conductas capaces de educar la mente crítica, la objetividad y la reflexión discursiva. Desde el punto de vista moral, conduce a poner en práctica los principios que rigen una conducta, y no solo a una sumisión exterior” (Jean Piaget, citado en Zurbano, 1988).</p><p>9. Educación para la solidaridad: la convivencia pacífica no es posible sin la solidaridad. En el concepto de solidaridad encontramos tres componentes esenciales: 1) compasión: la solidaridad supone, ante todo, un sentimiento de fraternidad, por el que uno siente afecto hacia los sufrimientos y necesidades de los demás como si fueran propios; 2) reconocimiento: para que esta genere solidaridad es preciso reconocer la dignidad personal de los otros. La solidaridad tiene así rostro: son otras personas, con la misma dignidad que yo, las que me interpelan desde sus necesidades y demandan de mí una respuesta; 3) universalidad: para ser solidario hay que tener sentimientos de compasión y de ayuda a toda la humanidad, sin fronteras de ninguna clase (políticas, religiosas, étnicas, culturales, económicas...), salvo una mayor sensibilidad por los más débiles y necesitados (Ortega, Mínguez y Gil, 1996).</p><p>10. Educación para la Paz: 1) asumir la educación para la convivencia pacífica como opción educativa, con el compromiso de darle un tratamiento transversal; 2) analizar críticamente la realidad, con especial atención a todo lo relacionado con la convivencia de las personas, grupos y pueblos; 3) diseñar la educación para la convivencia pacífica que vamos a trabajar con los alumnos/as; 4) identificar la presencia de la educación para la convivencia pacífica en el currículo escolar; 5) insertar la educación para la convivencia pacífica en el currículo escolar y en las programaciones de aula (Zurbano, 1988).</p><p>Estoy convencido de que educar para la paz es educar para formar ciudadanos íntegros y con múltiples valores; tiene, además, un componente fundamentalmente ético y, por consiguiente, político. La educación para la paz debería contribuir a buscar una justicia social con la todos los colombianos podamos vivir con los mínimos de dignidad y calidad de vida. </p> 2018-01-19T00:00:00-05:00 ##submission.copyrightStatement## https://revistas.unimilitar.edu.co/index.php/reds/article/view/3236 Percepciones sobre la calidad y las tarifas del servicio de agua potable de los usuarios de Ciudad de México 2018-02-05T20:07:24-05:00 José Marcos Bustos Aguayo revista.educacion@unimilitar.edu.co Margarita Juárez Nájera revista.educacion@unimilitar.edu.co Francisco Rubén Sandoval Vázquez revista.educacion@unimilitar.edu.co María Luisa Quintero Soto revista.educacion@unimilitar.edu.co Cruz García Lirios revista.educacion@unimilitar.edu.co <p>La calidad y las tarifas de servicios municipales son un tema central en la agenda de desarrollo local y gobernanza de la formación para la sustentabilidad, pero la literatura correspondiente parece destacar la relación entre la identidad y el entorno como determinantes de una evaluación del sistema de gestión hídrica estatal y la administración del servicio público correspondiente. De esta manera, el objetivo del presente artículo fue establecer un modelo para el estudio de la percepción de la calidad y las tarifas de servicios municipales, a fin de poder destacar la importancia de las diferencias y similitudes entre los gobernantes y los gobernados en el marco de la escasez de agua, la contaminación de los mantos acuíferos y la sobreexplotación de los cuerpos de agua. Se realizó un estudio documental con una selección no probabilística de fuentes indexadas a repositorios nacionales, considerando el periodo de publicación de 2000 a 2017, así como la inclusión de las palabras clave, siguiendo la técnica Delphi para la especificación del modelo. Se advierte una línea de investigación comparativa entre los factores esgrimidos en la revisión de la literatura. </p> 2018-01-19T00:00:00-05:00 ##submission.copyrightStatement## https://revistas.unimilitar.edu.co/index.php/reds/article/view/2966 Habilidades de argumentación. Una propuesta para el planteamiento de posibles soluciones a los conflictos interpersonales 2018-02-05T20:10:50-05:00 Angélica María Rodríguez Ortiz amrodriguez@autonoma.edu.co Rosa Elmira Coral Cadena revista.educacion@unimilitar.edu.co María Guadalupe Andino revista.educacion@unimilitar.edu.co Óscar William Portilla revista.educacion@unimilitar.edu.co <p><span>El presente artículo muestra los resultados de una investigación en torno a la influencia del desarrollo de habilidades argumentativas en el planteamiento de posibles soluciones a los conflictos interpersonales que se presentan en el entorno escolar. Se realizó un estudio cualitativo descriptivo, en el cual se diseñó una unidad didáctica desde la estrategia del análisis de dilemas morales, a partir de situaciones conflictivas presentadas en el aula —adaptados al modelo de desarrollo moral de Kohlberg—. El estudio permitió la comprensión del concepto de conflicto interpersonal y el uso de la argumentación para el planteamiento de posibles soluciones sustentadas en argumentos razonados y razonables. La investigación permitió concluir que el desarrollo de habilidades argumentativas les brinda a los estudiantes herramientas conceptuales y metodológicas para afrontar situaciones de conflicto interpersonal de forma constructiva, de manera que se planteen soluciones argumentadas.</span></p> 2018-01-19T00:00:00-05:00 ##submission.copyrightStatement## https://revistas.unimilitar.edu.co/index.php/reds/article/view/2981 Una escuela secundaria posible 2018-02-05T20:07:24-05:00 Horacio Ademar Ferreyra hferreyra@coopmorteros.com.ar <span>La presente investigación expone los rasgos de lo que se define como </span><em>escuela posible</em><span>, los ejes que la conforman ―sentido, contexto, evolución― y las dimensiones que abarca cada uno de estos: currículum, saberes y prácticas, trayectorias de los estudiantes, clima y ambiente institucional, desarrollo profesional docente y relaciones con las familias y la comunidad. Articula, además, esos componentes alrededor del eje de la gestión escolar y aporta nuevas perspectivas para comprender los procesos que desenvuelve la escuela secundaria para su construcción de calidad. Como conclusión de puede decir que una escuela posible</span><em> </em><span>presupone la existencia de alternativas plausibles que anuncian propuestas de cambio. Una educación de calidad, dentro de una escuela posible, constituye un nuevo espacio de encuentro, hacia un horizonte anhelado que Paulo Freire denomina el </span><em>inédito viable</em><span>. Este artículo tiene la intencionalidad de contribuir al debate educativo actual en torno a la temática.</span> 2018-01-19T00:00:00-05:00 ##submission.copyrightStatement## https://revistas.unimilitar.edu.co/index.php/reds/article/view/2601 Análisis de la educación universitaria agropecuaria en Argentina a través de los periodos de desarrollo 2018-02-05T20:07:24-05:00 gabriela civeira gciveira@agro.uba.ar <p><span>Las primeras facultades de agronomía, desde finales del siglo XIX y hasta la crisis de 1930, se fundaron en la región pampeana y litoraleña ambas abastecedora de los productos de exportación que caracterizaban la ubicación de la Argentina en la división internacional del trabajo de la época. Durante la década de 1970, existió el impulso al modelo departamental, el cual fue adoptado parcialmente por algunas universidades que impartían la carrera de agronomía. La formación que se requería en la década del 1990 debía formar a las personas para una sociedad con otros requerimientos, la modalidad más frecuente utilizada para cambiar los planes de estudio se centró en la reestructuración, resultando en una reubicación, aumento o disminución de materias. Los planes de estudio de agronomía evolucionaron desde privilegiar la adquisición de información, a una concepción constructivista tendiente al cambio de rol del alumno, de sujeto pasivo a sujeto activo.</span></p> 2018-01-19T00:00:00-05:00 ##submission.copyrightStatement## https://revistas.unimilitar.edu.co/index.php/reds/article/view/3244 Relación entre los niños de una comunidad indígena con la naturaleza y el Amazonas 2018-02-05T20:07:24-05:00 Ronald Fernando Quintana Arias revista.educacion@unimilitar.edu.co <p>Entre 2009 y 2013 se buscó establecer las relaciones entre la naturaleza y niños, a través del análisis de nueve instrumentos obtenidos de la escuela Francisco de Orellana del resguardo indígena de Macedonia (Amazonas colombiano). La investigación llevó a la restructuración de los criterios de análisis planteados para la teoría de conglomerados de relevancia, a partir de la morfología simbólica y el reduccionismo ecológico. Esto evidenció un modelo mental indígena que no se centra en la palabra, sino en símbolos, actos concretos y ritos que hacen de la naturaleza y del Amazonas espacios indiferenciables. Finalmente, se recomienda dejar de equiparar la igualdad (bienestar merecido) con la diferencia (diversidad), ya que esto hace incompatible lo pluricultural y ve las distintas espiritualidades como no convergentes hacia valores interculturales que inciden directamente en la relación del ser humano con la naturaleza.</p> 2018-01-19T00:00:00-05:00 ##submission.copyrightStatement## https://revistas.unimilitar.edu.co/index.php/reds/article/view/3245 Paradigmas del ser humano: aproximación al camino a la complejidad 2018-02-05T20:07:24-05:00 Ludwig Schmidt revista.educacion@unimilitar.edu.co <p>El ser humano es una especie que se caracteriza por ser única, con individualidad, integralidad e intimidad intransferible, un ser finito y relacional que busca su trascendencia en la felicidad y en la ciencia (<em>bien-ser</em>), en la convivencia y cotidianidad (<em>bien-estar</em>) y a través de la satisfacción de sus necesidades y vocación de servicio (<em>bien-hacer</em>). Un ser como todo ser vivo que se relaciona, participa y convive con otras especies en sociedad, en un mundo complejo y variante, buscando una homeostasis permanente en sus diversos ecosistemas, pero que por su propia actuación genera diversos impactos antropogénicos y sociales, en la temporalidad y cotidianidad en la que habita.  Diversos especialistas han intentado definir al hombre y a la mujer, según sus carestías y expectativas, dentro de un marco disciplinar y una hermenéutica. Se han establecido diversos paradigmas a lo largo del tiempo y según diversos criterios, con miras a definir un ser-ético en una sociedad.</p> 2018-01-19T00:00:00-05:00 ##submission.copyrightStatement## https://revistas.unimilitar.edu.co/index.php/reds/article/view/3246 O desenvolvimento educacional e crescimento econômico na Niterói oitocentista 2018-02-12T04:37:19-05:00 Jorge Nassim Vieira Najjar revista.educacion@unimilitar.edu.co Leonardo Dias da Fonseca revista.educacion@unimilitar.edu.co Marcelo Maia Vinagre Mocarzel revista.educacion@unimilitar.edu.co <p>A cidade de Niterói foi alçada à condição de capital da Província do Rio de Janeiro em 1834, deixando a tutela do governo central e experimentando um intenso processo de urbanização e crescimento econômico, o que atraiu uma elite econômica recentemente desenvolvida no país. Neste contexto, desenvolve-se um rico cenário educacional, congregando escolas públicas e privadas, laicas e confessionais, instrução doméstica e coletiva. O objetivo deste ensaio é promover uma análise da <em>Nichteroy</em> no século XIX, a partir de contribuições teóricas e da análise de documentos históricos, relacionando o desenvolvimento econômico e educacional. </p> 2018-01-19T00:00:00-05:00 ##submission.copyrightStatement## https://revistas.unimilitar.edu.co/index.php/reds/article/view/3247 Análisis de las relaciones de poder en la autobiografía de Mario Bellatín Mi piel, luminosa…en los alrededores de la tumba del santo sufí, en El Gran Vidrio 2018-02-05T20:07:24-05:00 Diana Torres Silva revista.educacion@unimilitar.edu.co <p><em>El</em> <em>Gran Vidri</em>o, texto que Mario Bellatín designa como autobiográfico, es para el género un inusual texto de textos conformado por tres relatos que si bien difieren en forma y contenido, coinciden en resistirse a una lectura ininterrumpida y lineal. Este ensayo plantea que la primera autobiografía, “‘Mi piel, luminosa’…en los alrededores de la tumba del santo sufí”, despliega complejas estructuras y relaciones de poder que, coincidiendo con algunos de los planteamientos de Foucault en <em>Vigilar y castigar. Nacimiento de la prisión</em>, se extienden, sofocantes, como redes de araña que subyugan al protagonista/narrador y se prolongan, ubicuas, hacia al lector. Mi análisis pretende dar visibilidad a dichas relaciones, primero, a nivel de contenido y, posteriormente, de forma.</p> 2018-01-19T00:00:00-05:00 ##submission.copyrightStatement## https://revistas.unimilitar.edu.co/index.php/reds/article/view/3248 La integridad académica: el dilema de la formación médica 2018-02-05T20:07:24-05:00 Ana Isabel Gómez Córdoba revista.educacion@unimilitar.edu.co Boris Julián Pinto Bustamante revista.educacion@unimilitar.edu.co <p>La integridad académica es uno de los propósitos principales de la educación de alta calidad. No obstante, el fenómeno de deshonestidad académica es un problema creciente a nivel global que se ha sofisticado por el acceso a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Este trabajo aborda el problema de la deshonestidad académica en el contexto de la enseñanza de la medicina, sus causas, modalidades, factores predisponentes y estrategias de prevención, detección y sanción. La deshonestidad académica es un fenómeno multicausal en el que confluyen factores relativos al entorno y la cultura moral, factores personales, currículo oculto, políticas institucionales, así como modelos de enseñanza basados en los resultados académicos, más que en el proceso de aprendizaje colaborativo. Dentro de las prácticas deshonestas se pueden citar el plagio, la colusión, la falsificación, el engaño y la suplantación. La deshonestidad académica genera consecuencias para los estudiantes, los docentes, las instituciones, el sistema educativo, la profesión médica y la sociedad, pues es papel de las instituciones educativas no sólo la producción de técnicos competentes, sino también de ciudadanos responsables. El presente trabajo propone algunas estrategias para enfrentar este problema, como la evaluación del desarrollo moral al ingreso a los programas académicos y su supervisión durante el proceso formativo, la intervención en diferentes niveles del currículo oculto, la implementación de códigos de honor alineados con políticas institucionales y modelos de enseñanza que promuevan la cultura de la integridad académica.</p> 2018-01-19T00:00:00-05:00 ##submission.copyrightStatement##